LA AGONÍA DEL MAR MENOR

El sitio de mi recreo

Pocas veces sale Murcia en las noticias y mucho menos Cartagena, su municipio más antiguo de la región.

El mar Menor, es una gran albufera natural salada al que todo el mundo reconoce más por La Manga, es muy extenso, en el hay muchas playas preciosas que pertenecen a Cartagena (Región de Murcia) y Alicante.

Hace ya muchos años que los vecinos de Cartagena y aquellos que amamos a el Mar Menor, damos la voz de alarma por las malas condiciones de éste. Pero los intereses de aquellas empresas que vierten sus vertidos a las aguas, y los políticos incompetentes o corruptos, tal vez las dos cosas, me da igual, han dado lugar a esta situación grotesca que vivimos en los últimos días.

Esta imagen es el resultado de las ultimas inundaciones del 28 de octubre, el agua de las lluvias torrenciales llegaron al mar y al mezclarse con el agua ya enferma de la laguna dio como consecuencia la falta de oxígeno, causa de las muerte de miles de peces y del ecosistema entero.

Y yo que en mis bajones de ánimo, cuando mi depresión crónica aparece y me siento perdida, me voy al pequeño apartamento familiar que tenemos en La Manga. Allí, las puesta de sol, los largos paseos con los pies metidos en la orilla, los ratos sentada en la arena mirando al mar, es una de mis mejores medicinas.

Mi gran Mar Menor, agoniza, y lo peor de todo, nadie tiene la solución para salvarlo de ésta muerte anunciada, ni los políticos, ni los científicos y mucho menos las empresas que ha día de hoy siguen vertiendo “clandestinamente” sus vertidos al mar.

Y lo peor es que aún hay quien lo niega, nos cargamos el planeta, es una evidencia, pero no nos preocupa lo más mínimo, solo lo que cuesta su recuperación.

No puedo ver las fotos, es como asistir a la agonía de un enfermo terminal, esa sensación de impotencia. Hace años había hasta caballitos de mar, ahora es una laguna mortecina, de color gris verdoso.

Hagamos algo, es nuestra propia supervivencia, si no también estaremos muertos.

HAY PRISA